Atrás a Blog

La reina de los escoceses, María Estuardo

María Estuardo, conocida en Escocia como Mary Queen of Scots, nació en 1542 en el Palacio de Linlithgow en Escocia y murió en 1587 en el Castillo de Fotheringhay en Inglaterra. Hay mucho que hablar de ella pero… comenzamos por que se caso 3 veces, fue viuda dos y tuvo sólo un hijo: el primer rey de Gran Bretaña e Irlanda.  Sorprendente, ¿verdad?

 

a person wearing a hat

Al poco de nacer, su padre Jacobo V murió de cólera. María fue proclamada reina con nueve días y coronada con nueve meses, en Stirling. Lugar al que Tierras Altas Escocia acudimos con nuestros Tours.

Desde los pocos meses del nacimiento de María ya estaba prometida con Eduardo, hijo de Enrique VIII de Inglaterra. Pero María de Guisa cambió el acuerdo cuando le exigieron que María debía estar bajo custodia de Enrique VIII hasta que se celebrase el matrimonio. El tratado de Greenwich se rompió por parte del Parlamento de Escocia. María de Guisa cerró entonces el matrimonio con el Delfín de Francia y allí fue enviada María Estuardo con seis años.

María Estuardo, reina de Escocia, fue desde 1559 también reina consorte de Francia.  María, muy pronto volvió a Escocia al quedarse viuda y siempre acudía a su misa privada en el Palacio de Holyrood.

María se fue al Castillo de Edimburgo, donde por seguridad decidió dar a luz a su hijo. Los Lores vieron que el Conde Bothwell estaba adquiriendo demasiado poder y cuando un hombre tenía mucho poder en sus manos, ni sus mismos aliados dormían tranquilos. La nobleza se levantó en armas contra María y el Conde Bothwell. El conde Bothwell fue expulsado de Escocia, María fue encarcelada y obligada a abdicar en su hijo, Jacobo VI.

En mayo de 1568, María consiguió escapar del castillo del lago Leven disfrazada de lavandera, en muy poco tiempo consiguió organizar un pequeño ejército con los pocos nobles que aún la apoyaban. Su medio hermano, Jacobo Estuardo, Conde de Moray, y ella lucharon enfrentados en la última de las batallas que María viviría, la batalla de Langside, el 13 de mayo de 1568.

Después de la derrota, María huyó a Inglaterra, con la esperanza de que su prima Isabel I le ayudase. Todo el tiempo que María estuvo en Inglaterra, lo pasó prisionera en diferentes castillos: Castillo de Bolton, Tutbury, Sheffield Manor, entre otros.

María Estuardo no volvió a Escocia. El 8 de febrero de 1587, por la mañana, María Estuardo fue decapitada en el Castillo de Fotheringhay por orden de la Reina Isabel I de Inglaterra.

Fue sepultada en la Catedral de Peterborough. Años más tarde, en 1612, su hijo, Jacobo I de Inglaterra e Irlanda y VI de Escocia mandó exhumar el cuerpo de su madre para que fuese enterrada como una Reina en la Abadía de Westminster. El destino quiso que sólo estuviese a 9 metros de su prima, Isabel I.