Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Blog

El Bosque del Ermitaño

Bosque del Ermitaño

Por todos es bien sabido que Escocia es un país lleno de naturaleza donde abunda su fauna y su flora. Si tuvieramos que asociar Escocia a un color probablemente sería el verde. Por sus montañas, por sus colinas, por sus praderas y por sus bosques. Nada más hay que mirar la imagen del satélite para ver toda la superficie verde que queda delimitada por le Mar del Norte y el Atlántico Norte. Eso es Escocia.

De entre todo su verdor y de entre todos sus bosques, quizá podamos destacar el Bosque del Ermitaño (o de la Ermita) como uno de los más visitados de Escocia, conocido por su nombre en inglés The Hermitage. Un bosque comunmente frecuentado por la gente local puesto que cuenta con una red inmensa de senderos donde venir a caminar y  pasar el día paseando, ya sea solo o acompañado. La red de senderos está en muy buen estado.

Historia

Los Duques de Athol vivían en el castillo de Blair, en Pitlochry, pero tenían una residencia de invierno en la zona de Dunkeld. Para potenciar el entorno natural y crear paseos inolvidables para sus invitados, de 1738 a 1830 plantaron miles y miles de coníferas alrededor de Dunkeld.

Unos siglos más tarde, los gigantescos árboles se han adueñado del terreno y han creado una atmósfera de embrujo donde de vez en cuando encuentras huellas del pasado.

¿Dónde se encuentra el Bosque del Ermitaño?

Ya con un pie dentro de las Highlands, el Bosque del Ermitaño es una pequeña parte de lo que supone el gran bosque del Tay, la superficie de vegetación más extensa de Escocia. La entrada a esta parte del bosque la encontramos en Dunkeld, un pueblo conocido por ser considerado la primera capital de Escocia.

Dunkeld se encuentra en el condado o provincia de Perthshire,  a tan solo 1 hora y cuarto al norte de Edimburgo y, a dos horas de camino de la ciudad de Inverness por la conocida carretera A9. Una vez en Dunkeld, se puede acceder bien caminando desde el pueblo, que demora únicamente 20 minutos o bien, se puede aparcar en el parking de la entrada.

¿Cómo llegar al Bosque del Ermitaño?

  • Se puede llegar muy fácilmente si viajas por tu cuenta. Deberás buscar Dunkeld como referencia en el mapa. La carretera principal atraviesa el mismo Bosque del Tay.
  • El transporte público también es eficiente en este caso. Puedes viajar tanto en autobús como en tren. De nuevo, Dunkeld es tu lugar de referencia.
  • O puedes unirte a un tour con salida desde Edimburgo. No todas las compañías de tours o todas las excursiones te llevan a pasear por este bosque. Cerciórate de las paradas sobre la ruta pues casi todas pasan por delante pero muy pocas paran. Nuestra recomendación para unirte a un tour es español con salida de Edimburgo que visite el Bosque del Ermitaño es la esta: Tour Corazón de Escocia con salida desde Edimburgo en grupos reducidos. https://tierrasaltasescocia.com/tours/stirling-highlands-william-wallace/ 

Si no dispones de mucho tiempo, puedes caminar el primer kilómetro ya que es uno de los más bonitos de toda la red de senderos. Podrás caminar a lo largo del río Braan junto a los árboles más altos del Reino Unido hasta llegar Ossian Hall. Una vez estés enfrente de esta pequeño edificio con forma de santuario ¡empuja la puerta!. El resto es un secreto que debes descubrir por ti mismo. Con certeza, no te defraudará.

 

 ¿Hay magia en el Hermitage de Dunkeld?

Bosque del Ermitaño. Cascadas Black Linn.

Puedes ver el salto de agua desde el puente de piedra, que data de 1770, o entrar a la sala circular Ossian’s Hall of Mirrors donde encontamos mucha magia. Se trata de la sala de los espejos, un pequeño refugio que sirve de resguardo por si la meteorología nos obliga a buscar un techo bajo el que no mojarnos. Su nombre se debe a la multitud de espejos que podían encontrarse en su interior tiempo atrás, algo que en la actualidad se ha substituido por una decoración exquisita que persigue un objetivo; conseguir que el visitante quede realmente asombrado tanto por lo que podrá observar desde el mirador de la Black Linn Fall como por lo que encontrará en su interior.

Los Duques de Atholl levantaron esta extraña construcción en homenaje al bardo ciego Ossian.

 

Skip to toolbar