Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Blog

EL MONSTRUO EN ESCOCIA QUE NO CONOCES

Lago en Escocia

Uno de los lagos desconocidos de Escocia es el Lago Morar. Se trata de un lago de agua dulce que ocupa el quinto lugar en cuanto a los lagos más grandes de Reino Unido y es también el más profundo con sus impresionantes 310 metros de profundidad. Las investigaciones realizadas en este lago han demostrado que su origen fue un impresionante glacial.

Este lago tiene una naturaleza algo salvaje, no es tan tranquilo como otros lagos, donde el viento golpea más fuerte. Sin embargo es un lugar idóneo para pasear disfrutando de unas fantásticas vistas.  Un lugar muy recomendado para pasar unas auténticas vacaciones en el lago.

El Lago Morar tiene su propio monstruo habitando en la profundidad de sus aguas, se trata de Morag, una criatura no tan popular como Nessie, pero mucho más terrorífica según las descripciones. Estas descripciones son variadas e incluso a veces contradictorias. Se habla de un monstruo de seis metros con cabeza de serpiente y otras veces es descrito como un elefante de nueve metros y cuatro jorobas.

a body of water with a mountain in the background

Lo avistamientos de Morag datan del siglo XIX. El más conocido es una historia protagonizada por dos pescadores, Doncan McDonell y Will Simpson, quienes cuentan que vieron al monstruo dirigiéndose hacia el bote donde estaban ellos. Uno de los hombres cogió una escopeta y disparó contra la bestia que se hundió y dejó que los pescadores se fuesen. Lo describieron  de color marrón, 25-30 metros de largo, y con la piel áspera.

Si se visita el este lago, además de buscar a su temido monstruo también podremos disfrutar de sus alrededores. Morar es una localidad tranquila, cuya principal atracción son sus playas, caracterizadas por la arena blanca y fina que dan imagen a muchas de las típicas postales escocesas. Las playas multiplican su encanto en los días nublados y con viento, aunque algunos, sobre todo los escoceses, sigan prefiriendo los soleados.

Skip to toolbar