Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Blog

¿Qué es el Haggis? Plato nacional escocés.

¿Qué es el haggis?

El plato más odiado por los británicos ¡Y está buenísimo!

Recientemente un artículo publicado por el DailyRecord daba a conocer cual había sido votado el plato más odiado por los británicos. Este resultó ser el plato nacional escocés – el haggis.

Cuando se habla de gastronomía escocesa, el haggis se convierte en el plato tradicional por excelencia. En general, todo turista que viene ha leído sobre este plato antes de venir aunque no todo el mundo se atreve a probarlo. Cuando explicamos en qué consisten los haggis, muchos se echan para atrás. ¡No saben lo que se pierden!

¿Qué son los Haggis, Neeps and Tatties?

Para aquellos que nunca han oído hablar del típico plato escocés, lo vamos a poner por partes:

  • Haggis: ésta es la parte de la proteína, la carne. Básicamente, está hecho con lo que ellos llaman las ‘offal parts’, vísceras, de la oveja: corazón, pulmón, hígado y riñón.
  • Neeps: es la palabra escocesa para turnips, nabo.
  • Tatties: es la palabra escocesa para potatoes, patatas.

Éstos son los tres componentes que forman este plato. Básicamente, esto era lo que comía la gente de baja clase. Las partes que los ricos no querían de la oveja, eran aprovechadas por aquellos no tan afortunados.

¿Cómo lo preparan y sirven?

Como hemos mencionado en el punto anterior, los haggis están hechos tradicionalmente de las vísceras de la oveja (aunque también se pueden ver de cordero y ternera). Las vísceras son trituradas y mezcladas con principalmente con especias, avena y sal. Esta mezcla luego se enrolla en un envoltorio de estómago. Una vez hecho esto, se hierve alrededor de dos horas.

Los haggis se sirven tradicionalmente acompañados por puré de patata y puré de nabo. Y por supuesto, no podía faltar el whisky en forma de salsa.

Como la cocina ha evolucionado, hoy en día se puede ver distintos formatos de servir este plato. Muchos restaurantes hacen una especie de croquetas de haggis, o en vez de puré de patatas sirven las patatas hervidas.

Historia

Sorprendentemente, no hay hechos concretos que prueben que este plato tradicional escocés es completamente escocés. Unos dicen que este manjar proviene de la antigüedad después de una cacería, cuando las partes más perecederas de un animal se comían en el momento. Otros comentan que sus orígenes se remontan a más atrás, a la época de la Antigua Roma o incluso antes del siglo VIII (un plato similar fue aludido en el libro 20 de la Odisea de Homero. Otras teorías hablan de que vino directamente de un barco escandinavo.

Una curiosidad, o mito, sobre los haggis es de hecho un animal. La historia cuenta que esta pequeño animal ronda por la Highlands escocesas. Escocia vive mucho de las leyendas pero…  ¿será verdad?

Digno de contar también en este artículo es que fue Robert Burns fue el que puso los haggis en el mapa. Este poeta escocés, protector de la identidad escocesa, dedicó un poema a este plato en 1797. Aquí tenéis un trozo:

Robert Burns

Fair fa’ your honest, sonsie face,

Great chieftain o the puddin’-race!
Aboon them a’ ye tak your place,
Painch, tripe, or thairm:
Weel are ye wordy o’ a grace
As lang’s my arm.

The groaning trencher there ye fill,
Your hurdies like a distant hill,
Your pin wad help to mend a mill
In time o need,
While thro your pores the dews distil
Like amber bead.

Esencialmente, dice que el haggis se merece reconocimiento como el jefe del clan ’carne’.

Gracias a Robert Burns, hoy en día, el 25 de enero se celebra el Burns Supper (la cena de Burns) donde las familias se reúnen y comen haggis y beben whisky.

¿Dónde comer haggis?

El plato tradicional escocés lo podrás encontrar en la gran mayoría de restaurantes locales pero se suele decir que los mejores haggis se hacen en los pubs tradicionales. A continuación, te dejamos una lista de algunos lugares donde comerlos:

Si quieres probar este plato en las Highlands, en nuestro tour Corazón de Escocia paramos en un restaurante en el pueblo de Killin. Aquí hacen unos haggis buenísimos que todo aquel que lo prueba se lleva un buen sabor de boca.

Skip to toolbar